¿Qué es el cartílago?

El cartílago articular es la estructura que recubre el hueso que es parte de nuestras articulaciones, es una capa de 5 mm de espesor aproximadamente que sirve como protector de las superficies de nuestros huesos en las articulaciones para evitar roce entre los mismos. Todas nuestras articulaciones están compuestas de cartílago. Especialmente en las articulaciones de carga, como la rodilla, cadera, etc, es una parte esencial para el buen funcionamiento articular. El cartílago, como todo nuestro cuerpo, está sujeto a envejecer, a mayor uso, más acelerado será su desgaste, y existen factores que están relacionados con el aumento del desgaste del cartílago articular como lo son el tabaquismo, la obesidad, deporte de alto impacto, herencia, traumatismos, etc, y obviamente nuestras articulaciones de carga son las más afectadas. De todas las articulaciones, la rodilla es la más frecuentemente afectada.

Los síntomas que pueden presentar es dolor articular, deformidad articular, dolor al realizar deportes de impacto, dolor sordo y continuo, dolor que cede con el reposo, efusión articular (inflamación) repentina, chasquidos con o sin dolor.

Los signos clínicos en la revisión médica son muy importantes, sin embargo los estudios de imagen como las radiografías y la resonancia magnética nos darán la información complementaria precisa del estado del cartílago articular. Este lo podemos clasificar en 5 estadios según la clasificación ICRS:

  1. Estadio ICRS 0: Cartílago normal
  2. Estadio ICRS 1: Lesiones superficiales, <25% de espesor, no signos radiográficos.
  3. Estadio ICRS 2: Lesiones entre 25% y 50% de espesor, dolor articular y efusión ocasional, pérdida de la calidad del cartílago y leves signos radiológicos e imagen como pérdida de altura del espesor del cartílago
  4. Estadio ICRS 3: Lesiones entre 50%y 75% de espesor, esclerosis subcondral, pérdida del espacio articular y signos radiográficos presentes.
  5. Estadio ICRS 4: Lesiones > 75% de espesor, dolor y efusión crónica, quistes subcondrales, exposición del hueso subcondral, pérdida del espacio articular y deformidad articular.

Es muy importante clasificar la lesión del cartílago y evaluar el impacto que tiene la lesión en la calidad de vida del paciente y relacionarlo con la edad, actividad deportiva y laboral y evaluación de los factores de riesgo alrededor del paciente. Por lo que se INDIVIDUALIZARÁ cada caso para la elección de su tratamiento.

En la actualidad hay múltiples opciones de tratamiento para las lesiones del cartílago, según cada paciente. Entre las que se encuentran: Condroprotectores orales, viscosuplementación, PRP (Plasma Rico en Plaquetas, células madre, limpieza y lavado articular por artroscopia, injerto autólogo y heterólogo de cartílago, trasplante de cartílago articular, microfracturas, prótesis de superficie, prótesis totales y parciales, osteotomías de cambio de apoyo, microcirugía, etc.

Dentro de las más innovadoras es el trasplante de cartílago heterólogo, es un implante biológico natural hecho a base de colágeno tipo I de los tendones de cola de rata, libre de rechazo por el recibidor, y el cual proporciona una cobertura completa, natural, biológica del defecto del cartílago, bajo su estricta indicación, es una opción muy viable para el tratamiento de defectos de cartílago. Se realiza con microcirugía o con artroscopia y la recuperación para vida normal laboral y deportiva es de 4 a 6 meses aproximadamente.

Otra excelente opción para pacientes con lesiones de cartílago focales y de mayor tamaño es la prótesis de superficie, la cual ha demostrado excelentes resultados con una integración de la prótesis muy rápida y prácticamente al mismo nivel que el cartílago articular.

Ambos son tratamientos muy recientes (15 años como máximo) con excelentes resultados a largo plazo, y que actualmente los estamos realizando y ofreciendo como opción para aquellos pacientes que ya cuentan con un diagnóstico de lesión de cartílago y que no se les ha ofrecido alternativa en cuanto a su defecto articular. Muchos de los pacientes cuentan ya inclusive con cirugías previas, sin mejoría de sus síntomas.

El pronóstico de las lesiones de cartílago es muy variable ya que considerando que es una estructura que tiene poca capacidad de regeneración y es afectada por múltiples factores alrededor, se tiene que seguir una estricta etapa de recuperación y colaboración disciplinada del paciente y del especialista para lograr lo mejor de la recuperación del paciente.