CADERA 1b

Artroscopía (Microcirugía articular)

La artroscopía es un tipo de cirugía mínimamente invasiva y avanzada que permite solucionar un determinado problema de una articulación con una eficacia similar a la cirugía convencional pero con un menor riesgo para el paciente, una recuperación más rápida y un resultado estético más favorable. Cualquier articulación puede ser sometida a una artroscopía, siendo la más frecuente la rodilla, seguido del hombro y tobillo y con menor frecuencia el codo, la muñeca y la cadera.

injerto-cares

Lesiones de Cartílago

El cartílago articular es la estructura que recubre el hueso que es parte de nuestras articulaciones, es una capa de 5 mm de espesor aproximadamente que sirve como protector de las superficies de nuestros huesos en las articulaciones para evitar roce entre los mismos. Todas nuestras articulaciones están compuestas de cartílago. Especialmente en las articulaciones de carga, como la rodilla, cadera, etc, es una parte esencial para el buen funcionamiento articular.
Post-injerto-1

Luxación de Rotula

La luxación de rótula es una lesión traumática de la rodilla, es la luxación más frecuente en esa articulación, y consiste en que la rótula queda fuera e incongruente con su articulación con la tróclea femoral, su origen es traumático, se rompe el ligamento patelofemoral medial (MPFL) y su tratamiento consiste en volver a colocarla en su lugar, bajo sedación.
artrosis

Artrosis de hombro

La artrosis es el desgaste del cartílago articular en general, todas nuestras articulaciones están sujetas a sufrir desgaste con el paso del tiempo, las articulaciones de carga (cadera, rodilla, tobillo,) tienen más riesgo de padecer artrosis que las de no carga (hombro, codo, muñeca), sin embargo, otros factores como enfermedades, auto inmunes, reumáticas, tumores, etc pueden afectar cualquier articulación de nuestro cuerpo.