Desgaste de cartílago en rodilla El cartílago en la rodilla es un cartílago articular, que es un tejido blando que se une al hueso y al músculo ayudando a suavizar el movimiento de la articulación de la rodilla. Actúa como un amortiguador y soporta la articulación de la rodilla durante actividades de alto impacto como correr o saltar. El cartílago protege la articulación de la rodilla, absorbe los golpes y distribuye la fuerza de manera uniforme, sin dañar la articulación. El desgaste de cartílago en la rodilla es una afección en la que el cartílago de la rodilla se desgasta y daña la articulación.

¿Qué es el cartílago articular?

El cartílago articular es una capa dura de tejido conectivo blanco liso que cubre los extremos de los huesos. Es un tejido vivo que es mantenido y reparado por las células contenidas en él. No tiene suministro de sangre y en su lugar depende de la difusión de nutrientes a través del tejido. La razón por la que aparece de color blanco en lugar de rosa, es el hecho de que no contiene vasos sanguíneos. Si no hubiera cartílago articular, las superficies óseas se desgastarían rápidamente debido a la fricción que se produce cuando el hueso roza el hueso. El cartílago articular es autolubricante debido a su alto contenido de fluidos que le da el menor coeficiente de fricción de cualquier material natural o hecho por el hombre.

Causas del desgaste del cartílago en rodilla

Debido a que el cartílago está sujeto a un desgaste prolongado, tiende a ser un trastorno de envejecimiento, pero las lesiones pueden desgastar también el cartílago articular (revestimiento de las articulaciones). Con el tiempo, el cartílago se desgasta, permitiendo que los bordes ásperos del hueso se froten uno contra el otro. Este desgaste generalizado del cartílago se denomina "osteoartritis (OA)"; sin embargo, cualquier daño al cartílago representa parte del proceso de osteoartritis. La osteoartritis de la rodilla es una afección en la que el cartílago de la rodilla, debido al uso excesivo repetido de la articulación de la rodilla , se desgasta, causando la pérdida de cartílago en la rodilla o la falta de cartílago en la rodilla. El cartílago de la rodilla comienza a romperse, dando lugar a áreas abiertas, lo que provoca que los huesos del muslo y la pierna se froten uno contra el otro. Esta pérdida de cartílago en la rodilla o sin cartílago en la rodilla provoca dolor en las articulaciones, hinchazón y también limita el movimiento de la articulación de la rodilla.

Síntomas del desgaste de cartílago en rodilla

Si ocurre desgaste de cartílago en rodilla, ya sea por una enfermedad o lesión, los tejidos alrededor de la articulación se inflaman, causando:
  • Dolor
  • Hinchazón
  • Rigidez
  • Bloqueo
  • Movimiento Limitado

Diagnóstico de desgaste de cartílago en rodilla

Se tendrá que diagnosticar la naturaleza específica de su desgaste de cartílago en rodilla o la extensión de cualquier osteoartritis en la articulación de la rodilla. Con frecuencia, el médico puede identificar el daño del cartílago durante un examen físico. Mediante la manipulación de los huesos de la rodilla y la pierna se puede identificar la causa de los síntomas. Durante consulta se realiza lo siguiente:
  • Se toma un historial médico.
  • Se realiza un examen físico.
  • Se evalúa el rango de movimiento de la articulación.
Otros métodos de diagnóstico son:
  • Pruebas de imagen para comprender claramente la naturaleza de cualquier pérdida del espacio articular o la formación de espolones óseos, se requieren exploraciones por imágenes.
  • Las radiografías no muestran el cartílago, pero a menudo se realizan, ya que pueden ayudar a descartar otros problemas con la rodilla que pueden tener síntomas similares, como fracturas (fractura ósea) o lesión del LCA.
  • Una resonancia magnética puede crear imágenes detalladas de los tejidos duros y blandos dentro de la rodilla. La resonancia puede producir imágenes transversales de las estructuras internas requeridas si el diagnóstico no está claro o si se sospechan otras lesiones de tejidos blandos, tales como lesiones de ligamentos o lesiones del cartílago articular.
  • Una ecografía puede permitirle al médico examinar el interior de su rodilla en movimiento. Esto puede ayudar a determinar si tiene un colgajo de cartílago suelto que queda atrapado entre las partes móviles de su rodilla.
Si bien no se requieren todas estas pruebas para confirmar el diagnóstico, este proceso de diagnóstico puede permitir revisar cualquier posible riesgo o condición existente que pueda interferir con la cirugía o su resultado.

¿Quiénes son aptos para la cirugía de cartílago?

La mayoría de los candidatos para la reparación del cartílago son adultos jóvenes con una sola lesión. El tamaño y la ubicación de la lesión y el estado de otras estructuras de la rodilla ayudarán a determinar si la cirugía es posible para usted. Para mejorar las posibilidades de éxito, se pueden recomendar procedimientos adicionales que podrían incluir:
  • Realineación de la rodilla (osteotomía).
  • Reconstrucciones de ligamentos.
Los pacientes mayores, o aquellos con muchas lesiones en una articulación, tienen menos probabilidades de beneficiarse de la cirugía, ya que este proceso es más representativo de la osteoartritis.

Tratamientos para la osteoartritis

No existe una cura conocida para la osteoartritis, sin embargo, existen varios tratamientos y modificaciones en el estilo de vida que pueden ayudarlo a aliviar su dolor y sus síntomas. El objetivo del tratamiento es reducir el dolor, mejorar el movimiento de la articulación y evitar un mayor daño a la articulación. El tratamiento de la osteoartritis implica:
  • Medicamentos, incluidos los medicamentos antiinflamatorios, las inyecciones de esteroides y las inyecciones de fluidos artificiales articulares.
  • Modificaciones de estilo de vida.

Tratamientos para el desgaste del cartílago

Como el cartílago tiene una capacidad mínima para repararse a sí mismo, se han desarrollado técnicas quirúrgicas para estimular el crecimiento del nuevo cartílago. Si bien los tratamientos no restauran completamente el cartílago a la estructura original, estos procedimientos pueden aliviar el dolor y permitir un mejor funcionamiento. Las técnicas actuales pueden
  • Estimular el crecimiento del cartílago.
  • Retrasar o prevenir la aparición de artritis.

Procedimientos para desgaste de cartílago

Los procedimientos más comunes para el cartílago dañado son:
  • Los beneficios de la condroplastia son que no es invasivo y tiene una recuperación rápida, pero no estimula la regeneración del cartílago.
  • El objetivo de la microfractura es estimular el crecimiento del fibrocartílago mediante la creación de un nuevo suministro de sangre.
  • Trasplante de autoinjerto osteocondral.

Resultados de la reparación del cartílago

Por lo general, los pacientes de reparación de cartílago informan:
  • Mejora significativa en los síntomas y,
  • pueden regresar a la mayoría de las actividades.

Prevención de desgaste de cartílago en rodilla

La mejor manera de mantener saludable la articulación de la rodilla es:
  • Mantener un peso corporal bajo.
  • Realizar ejercicios regulares de bajo impacto (andar en bicicleta, nadar, ejercicios de gimnasia).
  • Construir músculos centrales mediante ejercicio o Pilates.